Entradas populares

lunes, 24 de febrero de 2014

HASTA LOS HUESOS



Me dijiste que te ame hasta la locura.
-Hasta perder la razón, corazón-, me dijiste.
-Y si pierdo la razón, ¿para que carajo querés que te ame?-, le escribo tiempo después desde el neuropsiquiátrico.

Años más tarde se le ocurrió responderme: -No, por favor, mejor, amame hasta los huesos- me suplicaba categórico.
La locura es ese lugar infinito donde se concentra la colección de cajas de Pandora más grande del mundo. Declarado patrimonio de lesa humanidad, es visitado a diario por miles de millones de seres.

Van buscando hacer mini-turismo por los abismos que hay desde el corazón, hasta el laberinto secreto del Fauno. La visita guiada termina en el exacto lugar dónde comienza el fin del mundo: a la izquierda de la primera tópica de Freud.

Mi diagnóstico de locura transitoria tenía fecha de vencimiento. Tres meses más, si dormía en el freezer. Pasé más de una noche allí, sudando a mares.
Soñando despierta que me derretía por él. Los efectos calóricos de la menopausia eran mi mecanismo de defensa. No era fácil trasnochar cercada por tres kilos de pata-muslo y media torta de casamiento de la loca del cuarto oscuro.

Pero mi demencia no era contagiosa. Solo tenía efectos secundarios. Me daba pánico leer un mensaje de texto guardado en otra memoria artificial que no fuese la mía.
Y me repetí dieciséis millones setecientos noventa mil novecientos sesenta y tres veces veces: “-Amame hasta los huesos-”

Me llevó treinta y ocho años y veintitrés minutos, grabármelo para entenderlo. En el interín, la loca había fallecido después de tragarse sus anillos de boda. Pobre mina. ¡Que loca!

¿El?, creo que no me escribió nunca más. Yo, tampoco sabía que responderle. Quizá mañana venga a visitarme, fuera del horario permitido.
-Amame hasta los huesos- Escuché su voz suave. Y me cavé mi propia fosa…

Silvana Trotta
DNI: 16.790.963
fecha de nacimiento: 3 de marzo de 1964
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada